Importando malas ideas: No al Canon Digital

Hoy leyendo barrapunto, me enteré de una muy mala noticia: parece que el diputado nacional Claudio Morgado, no tuvo mejor idea que importar una muy mala desde Europa: por iniciativa de un grupo de músicos (“Músicos argentinos convocados“) (como el mismo Morgado explica en un blog) está promoviendo un proyecto para promover la actividad musical, que se basa en un “Fondo de Fomento a la Cultura”, “conformado por los importes que se recauden por la implementación de un cánon a todo objeto que permita el almacenaje, grabación y/o reproducción de música e imagen.”
(artículo 21 del mencionado proyecto).

En España, donde el canon digital ha generado gran oposición, éste se plantea como una forma de compensación a los autores (o mejor dicho a los titulares del derecho de autor sobre ellas, que suelen ser los editores) por las copias no autorizadas de sus obras. Sin embargo, en Argentina la ley de propiedad intelectual 11723 no contempla la copia privada (y el proyecto de Morgado realmente no propone ninguna reforma en este sentido).

Había escrito un artículo sobre este tema pero creo que el que escribió Bea es mejor que el mio, así que los invito a leerlo. También los invito una vez más a leer sobre estos temas, el brillante libro de Lawence Lessig Free Culture (del que ya hemos hablado aquí, y que yo creo que ningún legislador debería dejar de leer antes de pretender legislar sobre estos temas).

Anuncios

Como veníamos anunciando en nuestro último post, KDE 4.0 acaba de ser publicado. Además del anuncio oficial, está disposible una Guía Visual que explica las prestaciones que esta nueva versión ofrece.

Más hallá de los comentarios que hice en mi último post sobre que a mi criterio habría sido mejor esperar un poco para declarar estable a esta versión (y que mantengo, aunque debo admitir que es increible como KDE 4.0 ha progresado en establidad desde que escribí dicho post), hay que decir que KDE 4.0 es un proyecto fantástico, que ofrece múltiples innovaciones y que augura un futuro muy promisorio para el escritorio de GNU/Linux y otros sistemas libres.

Así que creo que hoy es, sin duda, un gran día para el software libre. A todos los desarrolladores de KDE, a los programadores, artistas, traductores, testers, que lo han hecho posible
¡muchas gracias!

Es hora de celebrar, pero también de renovar los esfuerzos para hacer de KDE, nuestro escritorio, un proyecto mejor cada día. Porque KDE 4.0 no es sólo el final de un gran esfuerzo, sino también el comienzo de algo fantástico. Así que si estás leyendo este post: descárgalo, pruébalo, reporta fallos, contribuye código, aporta ideas. KDE es nuestro.

Actualización (13/enero): Como mencionan en los comentarios, también es posible contribuir a KDE por medio de donaciones. Las distintas formas de contribuir al proyecto KDE pueden consultarse en Supporting KDE

KDE 4.0 Release Counter

KDE 4 es una de las grandes esperanzas del software libre para el año 2008 que está a punto de comenzar. Aquí pueden ver una captura de pantalla de la versión en SVN

kd4.png

Entre las novedades podemos destacar:
* una notable mejora en el rendimiento general, gracias a la migración de Qt3 a Qt 4.
* un nuevo sistema de compilación basado en Cmake (que parece ser mucho más eficiente que el basado en Autotools)
* Una nueva infraestructura basada en componentes como solid y plasma
* un escritorio con una apariencia renovada en el que se destaca un nuevo sistema de menúes y un nuevo tema de íconos (oxygen)

Sin embargo, mi opinión personal es que a KDE 4 le falta madurar mucho, y mejorar en rendimiento (por ejemplo en el re-pintado de ventanas), estabilidad (todavía se producen demasiados crashes varios de los cuales he reportado), usabilidad (por ejemplo en KDE 4 no se puede ocultar la barra del panel, lo que sí se podía hacer en KDE 3) y configurabilidad (por ejemplo no anda bien el diálogo para cambiar de tema), antes de que pueda ser usado masivamente.

Creo que hubiera sido más prudente lanzar alguna otra versión beta o release candidate, antes que una versión 4.0 que creo que dificilmente alcance la calidad que la mayoría de los usuarios esperamos.

Hoy por hoy si alguien me dice que necesita un escritorio completamente funcional y estable, no dudaría en seguir recomendándole usar KDE 3.5

Pero en el software libre, los usuarios no somos consumidores pasivos: ahora es el tiempo de probarlo, reportar fallos y contribuir parches y mejoras, para que KDE 4 pueda madurar y evolucionar, para que todas las innovaciones que ofrece muestren su potencial.

Actualización (11/enero):  Esta decisión de los desarrolladores de KDE de publicar una versión de 4.0 cuya calidad quizás no sea óptima, ha generado algunas críticas en la comunidad: por ejemplo J. Berry señaló en un mail que esta decisión podría dañar la reputación de KDE de producir versiones estables de gran calidad. Por su parte, Aaron Seigo (que es uno de los principales desarrolladores de Plasma), explicó en una larga entrada en su blog  los motivos de esta decisión, fundamentándola en la lógica del desarrollo open source.

Algunos usuarios tienden a pensar (muchas veces por desconocimiento o prejuicio) que el sistema GNU/Linux es difícil de usar, y que muchas tareas no pueden realizarse sin acudir a la linea de comandos. La verdad es que las versiones modernas de GNU/Linux que están pensadas para ser amigables para el usuario, como por ejemplo Ubuntu 7.10 Desktop, pueden utilizarse perfectamente por medio de interfaces gráficas, a través de las cuales pueden realizarse perfectamente todas las tareas cotidianas.

Sin embargo, sería equivocado pensar por ello que el intérprete de comandos ( el shell) es una interfaz pasada de moda. El intérprete de comandos permite realizar muchas cosas que no se pueden hacer por medio de la interfaz gráfica, y es de fundamental importancia para usuarios avanzados como administradores de sistemas, o programadores. Veamos algunos ejemplos de tareas comunes que requieren el uso del shell:

* Permite automatizar tareas que se realizan en forma repetida. Por ejemplo podemos tener un script (esto es un programa en el lenguaje del shell) que efectúe una copia de respaldo (backup) de nuestros archivos, y con la ayuda del cron hacer que nuestro script se ejecute todos los días (o todas las semanas) a una determinada hora.

* Otra aplicación común es la personalización de los scripts de inicio del sistema.

* El shell permite ejecutar comandos en forma remota en una máquina a la cual no tenemos acceso físico, por ejemplo por medio de secure shell (ssh). Como en un sistema Unix virtualmente cualquier tarea se puede realizar desde la linea de comandos, ello significa que basta tener un acceso por ssh, para poder realizar cualquier tarea en una computadora situada quizás en la otra punta del mundo.

* Si tengo que explicarle a alguien como realizar alguna tarea, una descripción del tipo “buscá tal ícono y apretá tal botón” es sumamente vaga e imprecisa, ya que distintos escritorios o distintas versiones del sistema, pueden tener una apariencia visual completamente diferente, y lo más probable es que esa persona no logre realizar exitosamente la tarea. En cambio, si le digo “ejecutá tal comando”; ello constituye una descripción exacta, sin ninguna ambigüedad, y por ello es altamente probable que la persona pueda realizarla con éxito.

*Al crear un pequeño script para ejecutar varias tareas en forma automática, el usuario de Unix/Linux se transforma sin pensarlo demasiado en un improvisado programador. Es lo que Eric Raymond llama “casual programming” en su libro The Art of Unix Programming. Esto significa que el sistema Unix no tiene barreras de entrada para quienes desean aprender a programar. Escribir nuestro primer programa es tan fácil, como juntar un par de comandos, y escribirlos en un archivo en un determinado orden. El usuario toma entonces conciencia de que la programación no es, como algunas personas creen, un arte hermético sólo para iniciados; sino que todos podemos programar.

* La linea de comandos permite que un programa sea ejecutado por otros programas. Esto se relaciona con la filosofía de Unix, donde cada pequeño programa efectúa una o muy pocas tareas, pero los programas se pueden intercomunicar entre sí para realizar tareas complejas, utilizando las interfaces provistas por el sistema (linea de comando, redirección, pipes, etc.)

Como vemos, lejos de ser obsoleta, la linea de comandos es una interfaz potente y versátil, que presta una funcionalidad insustituible. Cuando alguien me presta una computadora con un sistema Windows, lo primero que busco desesperado (y lógicamente no encuentro), es un shell. El intérprete de comandos de Windows es realmente tosco y primitivo en relación al intérprete de comandos de Linux (Bash)

Quizás la prueba más contundente de que la linea de comandos no es una interfaz obsoleta, es que a pesar de que los sistemas de Apple tienen la merecida fama de ser los que tienen las interfases de usuario mejor diseñadas, no por ello el sistema Mac OS X deja de venir con el intérprete de comandos Bash incorporado.

En resumen, para los usuarios avanzados de Linux, el shell es una herramienta de gran utilidad y potencia. Para decirlo en una frase “Denme un shell y moveré al mundo”.

Así titula Lucas Coudures la crónica que hace en su blog del evento de ayer del Unlux. Realmente quiero sumarme a sus palabras, y agradecer y felicitar a los amigos del Unlux por como encararon el evento, la dedicación y compromiso que pusieron, por cómo afrontaron las dificultades que surgieron , y también por la buena onda que hizo que todos los disertantes y asistentes nos sintiéramos muy cómodos en el evento.

Como relata Lucas, incluso tuvimos un corte de luz que afectó a toda la zona de Lujan, cosa que creo que es la peor pesadilla de cualquier organizador de un evento de informática. Perse a lo cual, y gracias a la buena onda de todos, el evento continuó: algunas charlas debieron darse con tiza y pizarrón. Por ejermplo, Lisandro Perez Meyer dio una excelente charla sobre intorducción al desarrollo de applicaciones con QT, copiando pedazos de código a mano en el pizarrón.Y también, tuvimos una charla que quedará en la antología de los eventos de software libre: la de Matías Capeletto sobre Herramientas Open Source, que dio en en una ronda, sentados en el pasto, y mate de por medio.

También tuvimos una reunión del joven proyecto Universidad Libre (donde no faltaron unas facturas para compartir). Después volvió la luz, y pude dar mi charla sobre software libre para matemática, en el salón Auditorio, haciendo uso del cañon (todo un lujo). El evento finalizó con dos charlas para los que se habían quedado con las ganas (por culpa del corte de luz): las charlas sobre Pyweek, y sobre desarrollo de juegos en 3D con software libre.

Después nos fuimos a comer y tomar unas cervezas (como corresponde en todo evento de software libre que se precie de tal 🙂 ) con varios de los organizadores y los asistentes a una pizería en el centro de Lujan. Tengo que agradecer también a Roberto Allende (desarrollador de Plone), quien allí mismo, y en un improvisado mini code-sprint, prendió su notebook y me enseñó a usar Smart Folders, una característica muy interesante de Plone.

Fue otra gran jornada para la comunidad de software libre, donde todos compartimos gratos momentos, nos divertimos y aprendimos algo. Así que a todos, organizadores, disertantes y asistentes, muchas gracias.

Unlux 2007: “Conectando Puntos”

El sábado 3 de noviembre de 2007 se llevará a cabo el evento “Ciclo de Charlas Unlux 2007: Conectando Puntos” organizado por el Grupo de Usuarios de Software libre de la Universidad Nacional de Luján (Unlux).

En este evento estaré presentando una charla titulada: “Software libre para enseñar o aprender matemática: Porqué y Cómo”

logo_unlux.jpg

María Elena Casñas es una abogada que participa activamente de los eventos de difusión del software libre, dando charlas para principiantes, a fin de animar a otros usuarios no técnicos a recorrer el camino que ella misma recorrió. En su sitio dedicado a la difusión del software libre escribió un excelente artículo sobre la Cafeconf 2007, del que transcribo algunos conceptos que me parecieron muy certeros:

“Entendamos por qué el sentarnos cada día ante nuestros teclados para iniciar la cotidiana labor es un acto político. Lo que cada uno de nosotros decida en cuanto a cómo usar estas maravillosas herramientas que nos trajo el siglo XX, no quedará circunscripto al ámbito privado de cada quien: se proyectará inexorablemente en nuestra sociedad. En su hoy y en su futuro.
“Quien controla el software controla nuestras comunicaciones y nuestra memoria social”.